Espejos y su magia!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Espejos y su magia!

Mensaje  Psychic el Dom Jun 27, 2010 9:20 am

1era parte

LA CATOPTROMANCIA
Las superficies reflectantes siempre han constituido una poderosa fuente de sugestión, incluso después de que la física de los espejos fuera definitivamente esclarecida. En todas las épocas, las difusas imágenes que, durante los ritos, se forman sobre placas de vidrio adecuadamente dispuestas han seducido a filósofos y magos e inspirado a vulgares charlatanes»

El arte de predecir el futuro por medio de los espejos se denomina catoptromancia (del griego catoptron, «espejo») y nunca ha sido estudiado con detenimiento. En general, se suele citar de pasada en los tratados de cristalomancia, pero éstos se dedican en su mayor parte a la esfera y otros objetos de cristal. Antes de entrar en materia, conviene subrayar el

hecho de que los espejos actuales son muy distintos de los antiguos. Sólo hacia el siglo II d.C., mucho tiempo después de la invención del vidrio en Mesopotamia (3000 a.Q), se comenzó a usar este material como superficie reflectante. Las placas planas de vidrio se recubrían por uno de los lados con finas láminas de plata o de estaño siguiendo un procedimiento similar al que se usaba para fabricar los espejos de bronce, de los que existen abundantes ejemplares hallados en los yacimientos arqueológicos griegos y etruscos. Estos espejos de bronce solían presentar una cara decorada con escenas mitológicas mientras que la otra, más o menos lisa según la calidad técnica del objeto, reflejaba una imagen imperfecta. ¿Se usaron estos primeros espejos con objetivos adivinatorios? Es posible, pero los informes sobre el origen de tal práctica son más bien inconcretos.

LOS PRIMEROS TESTIMONIOS
Pitágoras de Samos (572 a.Q-496 a.C.) fue el primero en estudiar la física de los espejos y ésa fue la razón por la que alguien, en una época imprecisa, hizo circular la especie de que el gran filósofo griego poseía un espejo mágico que, expuesto a la luz de la luna, mostraba el futuro. Un siglo después su compatriota, el escritor Aristófanes (444 a.C.-385 a.C.), en la comedia Los ayanienses, aludía a un escudo de bronce rociado de aceite que usaba el soldado Lamaco, a punto de partir para la guerra. Con todo esto podría parecer que la catoptromancia se originó en Grecia, pero el historiador romano Marco Terencio Varrón (116 a.C.-27 a.C.), en su obra De rerum divinarum, afirma que procedía de Persia, aunque no proporciona otras informaciones.

Si así fuera, sería lícito pensar que formaba parte de una ceremonia mágico-religiosa practicada por los magos, es decir, los sacerdotes zoroastrianos encargados del culto de Ahura Mazda, el dios de la Luz. Menos avaro de noticias fue el escritor griego

Pausanias (siglo u a.C.), que en su obra Periégesis de Grecia, en el libro dedicado a los monumentos más notable de Acaya, afirmó haber visto en Patrás, ciudad del Peloponeso occidental, una fuente oracular que se consultaba para conocer la resolución de una enfermedad; el enfermo, después de hacer sus ofrendas a la diosa de la agricultura, Ceres (la Deméter de los griegos), sumergía en el agua un espejo atado a un cordel y, cuando lo sacaba, un sacerdote pronosticaba la salud del enfermo mediante la observación del rostro reflejado en el espejo.

Otro testimonio interesante se encuentra en la Historia Augusta y se refiere al emperador Didio Juliano, que reinó en 193 y se hizo famoso por sus actividades mágicas, por las que perdió el trono imperial; tales prácticas, dice el anónimo cronista romano «se hacen delante de un espejo, cuando unos niños con los ojos vendados hablan después de un encantamiento que se efectúa sobre su cabeza». Más o menos por la misma época el filósofo Apuleyo de Madaura (h. 125-h. 179) tuvo que defenderse de la acusación de practicar la magia por medio de un espejo.

El espejo como objeto mágico ha sobrevivido al paso de los tiempos. A principios del sigloXIX, los hermanos Johann y Wilheim Crimm recogían esta tradición



2da parte

ÁNGELES Y DEMONIOS EN LOS ESPEJOS

En la Edad Media, la catoptromancia se practicaba incluso en el ámbito eclesiástico, como demuestra una carta del 27 de febrero de 1318 en la que el papa Juan XXII, al acusar a algunos religiosos y laicos de atentar contra su vida por medio de artes mágicas, explicaba que incluso «se han encerrado los demonios en un espejo para interrogarlos». Esta afirmación recuerda un grimorio llamado La clavícula de Salomón, conocido en diversas versiones manuscritas a partir del siglo XIV, en el que hay un capítulo que se titula «Cómo conocer las cosas ocultas»; en él se enseña a fabricar espejos mágicos y a usados bajo la intercesión del ángel Azrael, que se invoca con las siguientes palabras: «Ven ¡oh, Azrael! en el santísimo nombre de Palma; llégate a mí en este espejo con amor, felicidad y paz, y muéstrame aquello que permanece celado a mis ojos».

Otro famoso grimorio. La magia sagrada de Abramelín el Mago, redactado a principios del siglo XVIII, explica en el cuarto capítulo cómo procurarse diversas visiones por medio de espejos de vidrio y de cristal; al parecer, hay que diseñar en un pergamino un diagrama de quince cuadrados en los cuales está inserta la palabra gilionin en horizontal y en vertical; la visión la provocarían los ángeles Oriens, Paimón, Aritón y Amaimón.

DE LA MAGIA AL PSICOANÁLISIS
Bien distintas de la tradición de los grimorios son las explicaciones contenidas en la Opera chemica et philosophica de Theophrastus Bombastus von Hohenheim, más conocido como Paracelso (1493-1541). En el capítulo titulado «De las supremas enseñanzas mágicas», el médico y alquimista suizo explico cómo construir, siguiendo los oportunos tiempos astrológicos. tres espejos compuestos por metales correspondientes a los siete planetas (oro, plata, cobre, estaño, plomo, hierro y mercurio).

Cada uno de los espejos se podía utilizar para descubrir distintos secretos del pasado, presente y futuro relativos a robos, homicidios, escritos, discursos, cartas secretas, etc.

Las enseñanzas de Paracelso fueron reelaboradas en los siglos sucesivos por discípulos de distintas corrientes mágico-religiosas, desde los rosacrucianos a los seguidores del científico y visionario Emanuel Swedemborg.

Más tarde fue redactada una sintesis de los diversos métodos por Louis-Alphonse Cahagnet, en su obra Magie magnétique (París, 1854), y Paúl Sédir en Les miroirs magiques (París, 1895), ambos relacionados con una concepción mística de la magia. En cambio, Pascal Beverly Randolph (1825- 1875) relacionó los espejos mágicos con la magia sexualis. Hacia finales del siglo XIX comenzaron a interesarse por el tema incluso los estudiosos del naciente psicoanálisis, que lo vieron como un medio para indagar en lo más profundo de la mente humana; entre ellos destacan los nombres de Pierre Janet (1859-1947) y de Géza Roheim (1851-1953); pero esto queda, definitivamente, al margen del mundo de la adivinación

LA MAGIA DEL CUARZO HIALINO
Los adivinos afirman que el cuarzo hialino recibe la luz de manera que se crean en su interior «imágenes de los pensamientos» es en ellas donde se perfila el futuro.

LAS VISIONES EN EL CRISTAL
El cuarzo, sólido como una roca, pero transparente como el cielo, simboliza en casi todos los pueblos del mundo la mediación entre el cielo y la tierra. Quizá por eso se le considera el medio adivinatorio por excelencia, el primer instrumento de la cristaloterapia, un material capaz de amplificar al máximo las energías espirituales del individuo.

Entre los instrumentos propios de la magia, el más conocido es una esfera transparente que los adivinos, con aire misterioso, sostienen entre las manos, casi acariciándola, y en cuyas profundidades se introducen para luego contar lo que han visto en su interior.

Ahora bien, puesto que la bola de cristal se considera una «tradición», vale la pena indagar sobre su origen. En el capítulo dedicado a la catoptromancia se han mencionado los espejos mágicos realizados en bronce y vidrio, y se han dejado voluntariamente al margen los cristales, tanto los de forma esférica como plana o de cualquier otro tipo. Y es que, en realidad, los materiales no son los mismos: el cristal empleado en adivinación no es un producto de la industria del vidrio, sino que se trata del cuarzo hialino, llamado por los griegos krystallos, «hielo», popularmente conocido como cristal de roca. Esta piedra semipreciosa se caracteriza por su elevada transparencia, así como por las blancas y fantasmales formas que parecen anidar en su interior


3era parte

EL TESTIMONIO DE LA ARQUEOLOGÍA

El cuarzo hialino se emplea desde la Antigüedad con fines mágico-religiosos. Los antiguos egipcios creían que estaba dotado de una especial espiritualidad, razón por la cual solían adornar la frente de los difuntos .con el Udjat, el llamado «ojo de Horus», que tallaban en dicha piedra, pues, al parecer, permitía orientarse por los senderos del Más Allá; aún hoy, en las islas griegas, es costumbre dejar en las sepulturas algunos cristales de cuarcita blanca, mucho menos valiosa, sin embargo, que el cuarzo hialino. De gran interés son asimismo los talismanes de cristal hallados en determinados yacimientos romanos y, sobre todo, la copa skyphoide característica de la época de Augusto (finales del siglo I a.C.), profusamente empleada con fines adivinatorios: se trata de un objeto hecho a mano de 12 cm de altura y unos 15 de diámetro, finamente grabado con ramas de olivo, que hoy se conserva en el Museo Nacional de Ñapóles. Hoy se sabe que los romanos trabajaban el cuarzo reduciendo los bloques a las dimensiones deseadas mediante una muela reforzada con esquirlas de diamante, piedra que también colocaban en la punta de los instrumentos que usaban para la decoración.

Esta misma técnica fue probablemente utilizada por los artesanos mayas que realizaron, entre los años 800 y 1000, el famoso cráneo de cristal que perteneció al explorador británico Frederick Mitchell- Hedges y luego a su hija Ann. Los expertos dudan de que la pieza, tal como afirmaba su propietario, se hubiera encontrado en 1927 en Lubaantun, en Honduras británica; parece cierto, por el contrario, que el explorador lo compró a un anticuario londinense y que le sirvió para probar como cierta su tesis sobre arqueología misteriosa. De todos modos, y al igual que otros cráneos similares hallados en América central, es de origen precolombino y se desconoce su destino; pero es evidente su relación con la espiritualidad de los mayas y de los pueblos vecinos, intensamente ligada al culto a los muertos. Según una leyenda atribuida a los mayas, pero de origen reciente, todos los cráneos de cristal se reunirían el 21 de diciembre de 2012 para dar inicio a una nueva era.

LAS PIEDRAS DE LAS VISIONES
Los chamanes de muchos pueblos primitivos, como los dayak de Borneo, los algonquinos de América del Norte, los negritos de las Andamán y los aborígenes de Australia utilizan los cristales de cuarzo hialino definiéndolos en términos más o menos similares: «piedras de luz», «piedras del cielo» o «piedras de la lluvia». Muchas de sus tradiciones se sustentan en las propiedades terapéuticas del cristal o en las dotes de clarividencia que suscitan en individuos predispuestos a ella.

CRISTALES ADIVINATORIOS
El empleo del cuarzo hialino en adivinación es ciertamente antiguo, sobre todo si tenemos en cuenta la innegable fascinación de

esta piedra; pero es imposible determinar su origen. Hay una intersante leyenda recogida por el padre Jean-Pierre Migne en su Encyclopédie théologique (París, 1846), según la cual Childerico, rey de los francos, buscaba adivinar su futuro en un globo de cristal. También el matemático inglés John Dee usaba una bola de esta clase y afirmaba que se la había dado un ángel que se le apareció en el transcurso de una invocación, el 21 de noviembre de 1582.

Desde entonces, Dee empleó sistemáticamente aquella esfera, que definía como «piedra de las visiones», para entrar en relación con los ángeles con la asistencia del médium Edward Kelley

Además de la bola, Dee utilizaba pergaminos cubiertos de símbolos mágicos, figuras geométricas y nombres angélicos. Al termino de cada sesión guardaba el cristal en un estuche reforzado con una estructura dorada, objeto que se conserva actualmente en el British Museum de Londres. Otra esfera similar, provista de una sencilla guarda metálica y un soporte parecido a una romana se encuentra en el Museo de Historia de la Ciencia de Oxford; al parecer su propietario, contemporáneo de John Dee un médico que se servía de ella como ayuda al diagnóstico.

En el Museo Regional de Graz, en Austria, se conserva un bloque de cristal prismático (de 7 x 7 x 15 cm) que se remonta al siglo XVII; lleva en cuatro de los lados los nombres de otros tantos arcángeles (Rafael, Gabriel, Miguel y Uriel) y, en el centro la abreviatura de las palabras del Salmo 55, In Deo speravi , non timebo quid faciat mihi caro, junto a una serie de letras mágicas

Hay una rama de la cristalomancia que prevé el uso de una jarra de cristal llena de agua; un método antiquísimo que hizo famoso Cagliostro después de un experimento que tuvo lugar en casa de la baronesa Van der Recke, en Mitau, en 1778. El mago ungió la frente de un muchacho con el «aceite de la sabiduría», hizo el signo de la cruz y pronunció algunas palabras mágicas. El niño cayó en trance y afirmó ver al hermano de la baronesa feliz en la situación en que se encontraba en el otro mundo. Luego, Cagliostro se hizo llevar una mesita baja sobre la que posó una jarra de cristal llena de agua y dos velas; hizo arrodillar al niño frente a la mesa y le invitó a responder a las preguntas de los presentes.

La tradición popular relata otros muchos ejemplos de cristales usados con fines adivinatorios. Por ejemplo, el llamado «espejo de Santa Elena», un cuarzo cuadrado y liso que se unta con aceite de oliva y sobre el que se escribe el nombre de la santa, mientras un muchacho recita la oración: Deprecor Domina Helena, Mater Regís Constantini. Pero el cristal mágico por excelencia siempre será la esfera, símbolo supremo de perfección y medio para sondear los misterios del mundo terrestre y ultraterreno.




Psychic
hechizero
hechizero

Mensajes: 115
Puntos: 150
Reputación: 16
Fecha de inscripción: 27/06/2010
Edad: 18
Localización: Mi casa!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espejos y su magia!

Mensaje  alexa el Dom Jun 27, 2010 8:28 pm

muchas gracias por el tema este es muy interesante!! pasa a presentarte para darte la bienvenida como se debe ok!! besos.....

alexa
mago
mago

Mensajes: 348
Puntos: 516
Reputación: 41
Fecha de inscripción: 27/05/2010
Edad: 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

una pequeña acotacion

Mensaje  kuruclef el Dom Jun 27, 2010 8:44 pm

Al invocar a Azrael no se invoca a cualkiera ya q es Reconocido como El Arcangel de la Muerte o Primer angel de la muerte !...

Pero esta muy buena la informacion de sus cronologia !

kuruclef
principiante
principiante

Mensajes: 28
Puntos: 36
Reputación: 0
Fecha de inscripción: 27/06/2010
Edad: 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espejos y su magia!

Mensaje  Psychic el Dom Jun 27, 2010 9:40 pm

Ahh gracias alexa x tu bienvenida, y gracias a ti kuruclef no sabia esa informacion Smile

Psychic
hechizero
hechizero

Mensajes: 115
Puntos: 150
Reputación: 16
Fecha de inscripción: 27/06/2010
Edad: 18
Localización: Mi casa!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espejos y su magia!

Mensaje  kuruclef el Lun Jun 28, 2010 9:52 am

de nada papa !

kuruclef
principiante
principiante

Mensajes: 28
Puntos: 36
Reputación: 0
Fecha de inscripción: 27/06/2010
Edad: 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.